Dedicado a Andreu (ULAP2) que supo captarme con simpatía y devolverme una sonrisa. A todos los que seguís en mí, aunque Dios os haya robado.A Dani por quererme.A Jordi (programador-web.com) por remodelar mi fachada. A Sergio por ser mi mejor amiga. A Papa y Mama por hacerme.

March 3, 2006

Jueves, 02 de Marzo

De la categoria: Diario — admin @ 2:30 am

Existen días fastos y días nefastos, y quien diga lo contrario miente o vive mimado por el destino.
Hoy ha sido uno de esos días donde a uno le pasa de todo, y luego a la noche lo narra con detalle en su diario iluminado por la pantalla del ordenador. Todo ha sido una pesadilla de acontecimientos encadenados inconclusos.

Empecé el día madrugando, pese a que ayer me acosté muy tarde sobre las 3 de la mañana.

A las 8:30: ya abrí los ojos por culpa de una inoportuna llamada de mi mejor amigo rumano y fotógrafo Theodor Smeu. Yo le había llamado el día anterior para intentar solucionar unos problemas en los formularios de mi página Web, que están estropeados y no funcionan. ¿Desde cuando no funcionan?, ni remota idea. Pero deben estar mal hace ya bastante, porque la Web ha recibido más de 600 visitas en menos de una semana y en cambio no han rellenado un formulario absolutamente nadie. Me extrañaba pero no le di mayor importancia, hasta que una clienta me aviso del fallo en todos ellos.

Theo es un genio en toda su palabra y lo quiero mucho y un estupendo diseñador de páginas Web, siempre tiene soluciones para todo. Hasta para despertarme 5 horas después de haberme acostado.

Me levanté, le dí de desayunar a mis gatos, me regué, aboné, y broté de nuevo a la vida.
El cartero llamó a la puerta diez minutos después de un mensajero. Recogí, firmé y me senté en mi despacho con un litro de agua a mi vera para seguir reviviendo.

Estuve enfrascado en llamadas aquí y allí, resolviendo mis nuevos y viejos negocios, y discutí por teléfono casi 30 minutos con un señor con voz aterciopelada, que no sabía si era un Roble o un Tilo.

Me enfadé muchísimo con él, porque he comprado un dominio en Internet para un nuevo negocio que abro, y después de haberlo pagado y puesto a mi nombre por un año, me lo pausan con la explicación de que está en "cola de espera" entre más gente que lo ha solicitado antes que yo…

No me encajan sus respuestas esquivas y sin rumbo, el dominio estaba a la venta le explico, si estaba ya alguien interesado en él, y lo había comprado, ¿para que lo ponen como libre?, sus respuestas me hacen desconfiar y sigo indagando… Al parecer la otra persona no lo pagó y el dominio esta solo apalabrado, como no lo pagó en el plazo correcto, le dan 15 días más para ver no sé el que, y después si todo esta correcto me lo darán a mi que soy el siguiente comprador.

Me enfurezco, le digo que lo necesito con urgencia para un nuevo proyecto que monto y que no hay derecho a semejantes normas de empresa.

El nuevo negocio que he creado son unas líneas de contactos y pornográficas, para hacer sexo por teléfono y quedar para intimar, el que llama elije con quien quiere ligar: chica o chico, heterosexual, gay o lesbiana y se masturba desde su casa privadamente o quedan en persona para "jugar al parchís".-ver enlaces-
Pienso que me puede dar mucho dinero para invertir en mí después, el otro negocio número 1: Yo mismo. Porque pese a que me entrego en mi trabajo y lo haga lo mejor posible, no dejo de ser una empresa.

No me preocupa nada que se sepa que monto este negocio del sexo, soy el primero en promocionarlo.
Espero dar calidad a los clientes que llamen, un buen servicio, y que queden satisfechos con sus "relaciones telefónicas" y sus quedadas. También espero, no lo oculto, ganar dinero

El dominio que compré se trata de: "follame.com.es", ¿no es un nombre precioso?, a mi me encanta, pienso que enganchará al público a quien va dirigido y posiblemente escandalizará a otros más puritanos y con prejuicios, que serán a buen seguro quienes más lo usen.

Hoy no pude dar mis clases de Ingles, entre tanta discusión telefónica dieron la 13:30.
Sin desayunar cuando me disponía directo hacer la comida, vino Diego, mi asistente, empezó su trabajo, yéndome a unos recados y a comprar comida, limpió la casa como de costumbre. De pronto al cabo de poco, me dijo que no encontraba a una de mis gatas. Con calma la busque por todos los rincones de mi barroco hogar, y no aparecía.
Pasó el tiempo, y mi búsqueda no tenía resultados. Mi angustia iba creciendo, y mi ansiedad por encontrarla también.

Me la imagina perdida en la calle, sin poder volver, bajo un coche y mi cabeza me martillaba a cada segundo más y más. Estuve buscándola casi 1 hora y nada. A medida que iba alcanzando mi punto negativo mi rabia contra Diego iba creciendo, por ser el culpable de tal disgusto, no había nadie más en casa.

Miré debajo de las camas, de los armarios, de las mesas camillas, detrás de todo, y nada. Chillé, lloré, me agarré la cabeza que explotaba, y gritaba su nombre por todas partes. "Gloto" no es una gata que se esconda, y lleva conmigo casi 13 años, nada me encajaba en este día tan extraño.

Despedí a Diego, no antes de echarle en cara haber perdido a mi niñita. Y le dije de todo menos bonito, llegué incluso a amenazarle con clavarle un cuchillo como no apareciese. Estaba completamente exaltado y era completamente capaz de hacerlo. Menos mal que Diego salio de casa de un portazo, mientras yo tiraba por los aires todos los muebles que se ponían a mi paso en mi búsqueda histérica, lo pasé fatal, fueron minutos de tensión y una angustia tremenda.

Finalmente la "capulla" de Gloto apareció, de detrás de sabe Dios el que, dentro de sabe Dios donde, creo que del cuarto de los trastos. Me alegré como nunca de verla, pero mis nervios ya estaban completamente bloqueados. Recogí mi portátil y me fui corriendo a la tienda, eran ya las 16:40.

Tuve mucho trabajo, y me agoté buscando a mi hija peluda, mi voz era afónica y no podía casi hablar del susto y del disgusto. Cuando salgo de mi comercio a la noche, me encuentro que ha desaparecido mi coche, el cual estaba aparcado cerca de la tienda, de nuevo la sorpresa, la desconfianza y la angustia. Veo un coche patrulla de policía, y les aviso del robo de mi coche. Ellos me responden que no me lo han robado, sino que se lo ha llevado la grúa por estar estacionado en esa plaza, donde ¡todos! los días aparco, yo y todo el mundo, y de donde poseo una tarjeta de carga y descarga con permiso de paso y parada.

Un día que les había preguntado, los propios hipócritas policías me dijeron que aparcase en esa plaza sin problemas. Me pareció extraño y me enfadé de nuevo muchísimo.
Tuve que ir a por él al culo del mundo, y pagar una tasa y una multa por retirarlo de 190 Euros. No saben que hacer los del ayuntamiento para sacar dinero de los contribuyentes.

Voy a por el coche y pagó el robo del ayuntamiento a mano armada y vuelvo a Santiago, donde se me queda completamente muerto, sin nada de batería. Desconozco el motivo, ya que estaba perfectamente, no obstante como buena ley de Murphy para fastidiarme más… no hay dos sin tres. El coche no encendía en absoluto.

No había nadie que nos ayudase cerca, más que un señor de un garaje que fue amablemente a su coche a por dos pinzas para conectarlo al mío y pasarle batería. Cuando vuelve me comunica que no las tiene encima, que no las encuentra!!. Mi cara sonrió y entendió que una enorme nube negra Plutoniana estaba encima de mi cabeza. ¿Para que esforzarse?

Llegué a casa a las 00:40 de la noche , completamente destrozado, agotado y decepcionado, Dani se fue a dormir y yo me tuve que poner a limpiar y recoger todo cuanto tiré a la hora de poner la casa patas para arriba para buscar a "Gloto", otra hora más de movimiento.

¿Qué más se le puede pedir a un día como hoy?
¿Existen o no días fastos y días nefastos?.

El día de hoy me ha costado: 250 Euros, mi salud y mi energía.
Me voy a acostar y a ver… si no continúo la buena racha con otra pesadilla…

P.D.: En este capitulo arremeto con cosas muy privadas contra el Alcalde de esta ciudad. Por su bien, no publicaré esas líneas de todo cuanto sé. Desde aquí me comprometo públicamente, a que sino encuentro una solución justa y acertada a este robo, publicaré todo, caiga quien caiga.

• • •
 

March 6, 2006

Domingo, 05 de Marzo

De la categoria: Diario — admin @ 3:50 am

Recuerdas el “sin techo” del que te hablaba el pasado domingo, aquel que estaba condenado a dormir en un cajero a 4 grados. Pues ha vuelto esta semana por mi tienda y he optado por traerlo a casa a vivir conmigo. Ahora está mejor, lleva ya 3 días en mi caótico hogar. Es argentino, y tiene 30 años, no tiene amigos ni familia aquí en España y vive una vida en la calle sin trabajo, ni medios para salir al paso.
Después de darle de cenar lo que tenía, le he ofrecido ducharse con música (lo que más me gusta) el tiempo que quiera.
De pronto ha sido feliz, su cara lo decía todo, que mal debía sentirse, que una simple ducha ahora para él es todo un lujo. Después de afeitarse y asearse tiene otro aspecto, aunque creo que se pasa con la colonia y el desodorante.

Le he lavado la ropa, dejado la mía, y he preparado un cuarto de invitados. En su cama he puesto el edredón nuevo que acababa de comprarme, aún sin estrenar. Por primera vez desde hace mucho durmió caliente y seco, sin agobios.

Come mucho, se nota que le gusta mi comida,… aunque a mi lado parece que el que lleva sin comer mucho tiempo soy yo.

La situación de este chico es una de tantas que hay por las calles, hay cientos "sin techos", que la vida les ha flagelado, mutilado psicológicamente, maltratado o arruinado. Se ven sometidos a un juego en los que ellos no tienen ficha o no tienen dados. No pueden participar, como nosotros, no sin un tejado, o un teléfono donde le puedan localizar para buscar un empleo o darle cualquier notificación. No tienen dinero para comer, ni para llamar desde una cabina, ni para lavar su ropa en una tintorería, ni para poder viajar y eso hace que su aspecto cada día sea más penoso.
A cuanto peor pinta tienen la gente más los rechaza, peor les miran por la calle y más los marginan y ellos más se resienten. Es una serpiente que se come el rabo, un círculo vicioso donde atrapadas estas personas no saben, o no pueden salir de esa rutina, muchos acaban finalmente en la droga o en el alcohol para aguantar esa angustia vital y frío, otros en una depresión crónica.
Imagínate, si la gente cada vez que deja las llaves dentro de su casa, se queda fuera y lo pasa fatal, piensa como se sentirá alguien que esta totalmente arruinado y solo, y que tiene que dormir en la puta calle, o en un cajero automático con el frío que actualmente hace aquí en Galicia a 4 grados.

Pienso que debo hacerlo, tengo que ayudarle, tiene que encontrar un trabajo. Dejarle vivir en mi casa con todas las comodidades hasta que tenga dinero para alquilarse su propio apartamento o su propia pensión. Sacarlo de esa pobreza.
Le intento dar consejos, asesorar en todos sus fallos, para que logre salir del hoyo y ser un ganador, pero él esta muy hundido y me cuesta mucho sacarlo adelante. Tiene retrocesos de ánimo.
Aún así nadie me gana a tozudo, y este tío, como me llamo Santi Molezún acabará por tener su vida en otras condiciones más humanas. Se merece una ayuda, como cualquiera.

Hablamos hasta altas horas de la madrugada, me cuenta su historia de amargo pasado, y parece que me abre su mente hasta lo más profundo de su subconsciente.
Esta lleno de resentimientos, demasiado dolido con el mundo, y a la defensiva con todos.
Tiene rasgos muy morenos, es de pelo oscuro, ojos azabaches y expresivos. Mi nuevo amigo, está como vaca sin cencerro. Y me queda mucho que hacer por él.
Lo primero es buscarle un trabajo en cualquier cosa y cambiarle su aspecto dejado, por el de una persona normal. Armonizar sus biorritmos haciendo que descanse y viva tranquilo, alimentarlo y darle muchos ánimos para salir de toda esa miseria y recuperar su amor propio.
Lo siguiente es enseñarle a volar solo, para que no se acostumbre a mí, o se quede enganchado a la comodidad gratuita.
Ya te seguiré contando, ahora necesito dormir, y descansar, que mañana me espera un día de fuertes movimientos y trasiego de clientes.

• • •
 

March 8, 2006

Miercoles, 08 de Marzo

De la categoria: Diario — admin @ 11:56 pm

Hoy he bajado todos mis precios a "petición popular", tengo numerosos clientes que no pueden pagarme mis honorarios y sin embargo desean acceder a mis servicios. Algunos se sostienen con un sueldo de 700 euros al mes y me siento incapaz de cobrarles 232 por media hora, 348 por una hora o 500 por un servicio sin tiempo, que es lo que estaba cobrando recientemente.
Estos importes los tenía en virtud del tipo de clientela que pasa por mis consultas, muchas veces me cuentan que tan solo en una cena se gastan más de 1000 €, o que se han gastado 1200 en un camisón, o en una prenda de ropa interior que se les antoja.
Actores, directores, futbolistas, magnates, empresarios de alto nivel, políticos,mafiosos, etc. es el alto elenco habitual que desde algunos años utilizan mi número.
Pero también conservo clientes que son personas de la calle normales y corrientes, con un sueldo bajo o medio, que últimamente no hacen más que quemarme y echarme en cara que no pueden permitirse el lujo de pagar mis consultas, que soy muy caro. Se quejan de mis precios y anhelan acercarse a verme y que les atienda.
Durante 25 años he vivido y me he mantenido de este tipo de clientela, mucho antes de ponerme de moda en el "Mundo Vip". Así que siempre les tengo en cuenta y les guardo cierto cariño o respeto a muchos de ellos.

Después de mucho masticarlo y cavilarlo, ya que para mi es una vuelta hacía atrás… he accedido a bajar mis honorarios de golpe así como los subí en su día de la misma forma y convertirme en asequible para todos los bolsillos.
Y aunque me sigue pareciendo indignante tener que atender a las 3 de la madrugada de un placido domingo a una señora de 52 años, dueña de una red de hoteles importantísima, por tan solo 100 €. O a un señor que tiene uno de los despachos de arquitectos más caro de España un Jueves a las 23:30, o a un político que gana una barbaridad al mes y de sobra reconocido a las 8:30 de un Lunes cuando me he acostado a las 4:30 el Domingo anterior, atenderé por un "precio más asequible" a todo el mundo… que remedio.
Considero que deberían pagarme lo que realmente valen mis servicios. Ellos pueden sin ningún esfuerzo. La gente rica pienso que debería pagarme 232,348 y 500 según su tiempo de consulta, ya que si para una persona de clase baja o media esa cantidad es exagerada, para mis clientes "importantes" es sólo es una simple cena.
El problema es que si los cambio para unos, los tengo que cambiar para todos. Aunque una parte de mi tenga alma de Onasis, la otra es racionalista, practica, y solidaria y se asemeja quizás más a Robin Hood, así que procedo a transmutar los precios por ahora, de momento, y muy a mi pesar, para todos aquellos que quieran acceder a mí y hasta ahora no podían habérselo permitido.¿Hasta cuando?, ni idea… hasta que aguante.

Últimamente siempre estoy estresado, las mañanas no me saben a nada, a penas tengo tiempo para dar la clase de Ingles, porque siempre me lío en el teléfono, en el banco o en las ruidosas calles haciendo recados. Trabajar de noche con mis líneas es agotador, levantarte 5 o 6 horas después para seguir contestando preguntas, se vuelve aún peor y estoy estresado. Pensé que al cerrar mi tienda de "Bertamirans" y mantener solo la de Santiago me iba a ayudar a estar mejor, pero las ocupaciones aparecen karmicamente por cualquier sitio o "modus vivendi". No es la vida la que nos estresa, somos nosotros los que nos estresamos. Es nuestra propia forma de ser o de encararla lo que afecta a nuestros nervios o psique.
Llevo desde 1990 sin vacaciones y eso está teniendo ahora su cobro, y mi salud se resiente. Andando por la calle, hoy note un calor muy fuerte que me subía por las piernas y el corazón me latía fuerte y demasiado rápido, me dio una sensación angustiosa de pánico, pensé que me estaba dando un ataque al corazón. Me paré en seco en la acera, controlé mis respiración quise llegar a mi casa y no pude.
Conseguí llegar a una tienda de allí cerca y me sentaron muy amablemente 15 minutos a descansar.
Me sentí mal, viendo que no estoy bien, tengo stress, depresión y ataques de pánico y sé que no tengo "buena salud mental".
No hago más que dormirme en todas partes e incluso de pie o sentado hablando a mis clientes. Es algo increíble pero cierto, les dialogo, les echo las cartas perfectamente pero me duermo. Continuo trabajando, no sé lo que les estoy diciendo, me despierto de pronto y estoy hablándoles de sabe Dios el que, y veo que el cliente me esta conversando feliz de la vida con los vaticinios que le estoy contando dormido, continuo manteniendo la conversación ya empezada en sueño profundo sin que el cliente se de cuenta de que me he dormido con los ojos abiertos, pero sin tener idea de lo que estamos hablando desde hace 20 minutos. Es como si fuese un avión con piloto automático, les acierto en todo igualmente que despierto, cuando les pregunto si todo les encaja con su vida, me dicen que es tal cual, pero yo no sé lo que les he dicho, estaba durmiendo.
Es algo completamente de estudio, hablo y pienso soñando. Vivo agotado y sin vida. Sólo me dedico a mis clientes y a mis negocios. Y me estoy muriendo por dentro. Necesito vida y calidad. O necesito un psicoanálisis.

Tengo que ir al psicólogo, preciso de un buen psicoanalista y que alguien me saque de este abismo.

Hoy vino a conocerme uno de mis clientes, se llama Dani y te he hablado en algún capitulo de él. Está enganchado a mis consultas, y a mi blog, me llama desde hace tiempo sistemáticamente para asesorarse desde Cataluña, y me he convertido para él en un guía de sus pasos, en la brújula de sus dudas. Me ha adoptado como su consejero y su voz- telefónica amiga, hoy rompió la distancia.
Se guía de mis vaticinios y cartas dentro de sus ausencias, y llena sus miedos de mis respuestas firmes e impertérritas. En cierta forma me ha idealizado de tal manera que entre la imagen que ha visto de mí en las fotografías, las campañas publicitarias, mi web etc, y con las decenas de conversaciones que hemos tenido por teléfono vive ahora un síndrome de Estocolmo de mi influencia.
Quería conocerme en persona, y aprovechó un viaje a Galicia por tema de negocios para venir a verme por primera vez a mi tienda.
Cuando lo ví entrar por la puerta de mi establecimiento, y me saludo con esa sonrisa preciosa, pensé que desfallecía del todo. Era el chico más guapo que he visto este año. Sexy, bien vestido, impoluto, atractivo, joven, de familia de alto nivel adquisitivo, camino a millonario. Vino con su deportivo a encontrarse cara a cara con las voces que lleva utilizando desde hace 1 año.
Estuve con él cerca 5 horas seguidas, charlando y conversando, le leí las cartas, y fuimos a cenar. Nadie vino a mi consulta en este día, como si mágicamente el destino me preparase el camino para poder estar libre de otros compromisos y le pudiese dedicar todo mi tiempo a este príncipe dorado. Me pareció extraño, que no viniese nadie, sonó el teléfono muchas veces pero no era para consultarse hoy.
Le presenté a Sergio, y a mi pareja, y fuimos los 4 a cenar a un restaurante de los más baratos que conozco, donde se come de maravilla, aunque para mi gusto demasiada cantidad: "Casa Manolo" se llama, me salté la dieta de nuevo.
Me contó cosas increíbles como que no encuentra pareja, algo completamente ilógico en un chico bello por fuera, y bello por dentro, su forma de ser es extremadamente dulce y atenta, su educación es exagerada, no tiene maldad, ni lujuria. Extraño, pero cierto. O desde luego la tiene muy oculta. Yo con mi alma de prostituta venida a menos, me quedé maravillado escuchándolo.
No encuentra pareja, y lo que más llenaría su vida sería compartirla con alguien, ya que lo tiene todo, solo le falta amor.
La vida es completamente kármica, y las experiencias en ella son fruto y consecuencias de las experiencias anteriores de nuestras reencarnaciones, no tiene otra explicación.
Este chico es el hombre de la vida de cualquiera, lo que todos deseamos como novio, pero sin embargo esta sólo, él, su dulce alma, su preciosa cara, su boca y dentadura perfecta y su bello cuerpo fitness de gimnasio. No tiene pareja, pese a que la busca ¿No es paradójica la vida?

Lo despedimos, regresé a casa, y mientras conducía me pregunté: ¿donde estabas hace 6 años?
Miro a mi otro Dani, mi novio, le agarro la mano, y le digo: - Te quiero gafitas.

• • •
 

March 26, 2006

Domingo, 26 de Marzo

De la categoria: Diario — admin @ 11:55 pm

He tardado 18 días en escribirte, más de dos semanas sin quedarme a solas con tus páginas, me parece que he actuado como uno de esos amantes que después de follar no vuelven a llamar en dos meses, y que cuando ya te has olvidado de ellos, retumban de nuevo en tu vida con una vibración de tu móvil.
Lo siento diario, solo puedo recompensarte poniéndote al día de las ultimas novedades, una a una, sin excluir detalle.
Te deje hablándote de mis nuevos precios, que había bajado por "petición" o exigencia de muchos clientes, del inquilino nuevo que hospedé en casa, y de mi angustia vital y crisis existencial….
Retomo entonces desde allí.

Mi recogido lleva ya en casa 21 días. Poco ha tardado en demostrarme su verdadera cara, y su verdadera situación.
Las secuencias de su vida solo son fruto de sus propias malas decisiones, su falta de ánimo, su falta de voluntad y su derrotismo egoísta y ególatra.
Pese a que hice con toda mi buena voluntad el intento de sacarle de la calle y de su situación ruinosa, estoy ya dispuesto en breve a dejarlo donde lo encontré.
Me aburre con su cíclico victimismo mal basado en nada y en cierto resentimiento de su pasado. No niego que lo haya pasado mal, pero me parece que olvida que todos tenemos problemas, no sólo él.
No aprovecha enseñanzas, ni mi ayuda, y abusa constantemente de confianza.
Asalta la nevera a cualquier hora sin preguntar. Sale de noche, como si de una persona con una situación normal se tratara, y parece que ignorara que no está en su casa. A veces me da la sensación que piensa que se encuentra de vacaciones en casa de un amigo.

Pese a que le he pedido por activa y por pasiva que no llegue a las 5, 6, 7 y 8 de la mañana porque me despierta, y porque tengo que levantarme de la cama para abrirle la puerta, y aunque le he avisado de que las perras se ponen como locas a ladrar sea la hora que sea cada vez que llaman a la puerta y que molestan a los vecinos si ladran de madrugada cuando él llega, obvia todo y sigue saliendo y llegando a la hora que le viene en gana, completamente "morado".
Entra en casa y se va directo a la cocina, donde se prepara una cena. Utiliza más el microondas que yo mismo.

Le he incitado, pedido, ayudado y convencido de que debe encontrar un empleo para empezar a salir de su situación, y cuando le he comprado el periódico y dejado llamar desde mi casa a todos cuantos anuncios proponen un futuro laboral, ¡ha encontrado por fin un trabajo!, de comercial de una empresa, donde le ofrecen un sueldo fijo de 600 euros más comisiones.
Durante 4 días se ha levantado a las 9:30 para estar allí a las 10, y ha acudido a las enseñanzas de sus jefes, para ejercer más adelante su función de comercial. Me puse muy contento, aunque poco duro.
Al 3° día ya salió de marcha toda la madrugada hasta las 9, y ya se quedó en horizontal toda la mañana en lugar de ir a trabajar.
Con la disculpa de que retomaba el trabajo por la tarde, o que ya había arreglado todo con su jefa, durmió a pierna suelta dos días seguidos, en los cuales explotó la noche Santiaguesa al gusto.
Hace poco me ha dicho que no podía seguir en este sitio, porque le exigen coche… y que cuando se han enterado que él no tiene vehiculo. Le han echado…

Desde entonces no ha vuelto a encontrar otra oportunidad de empleo, pero tampoco la ha buscado desesperadamente, es más, diría que ni se ha molestado.

Viendo su actitud pasiva frente a la vida, y armándome de paciencia y buen rollo, le he vuelto a animar a encontrar otro empleo, él me ha dicho que si, que ya lo esta haciendo, y yo sin embargo no lo veo.
Mi filosofía solidaría se empezó hace días a extinguir.
Mientras tanto, desayuna en mi casa, come en mi casa y cena en mi casa, al margen de comer y cenar en los sitios de caridad después, como si no hubiese comido nada.
Me pide pequeñas cantidades de dinero repetidamente cada dos por tres.
Le he comprado un móvil por cuenta propia para que esté localizable para cualquier trabajo al que vaya a entrevistarse, con una oferta de 37 euros de saldo, y ya le he tenido que recargar con otros 10 porque lo tenía agotado en menos de 2 semanas.
Los 10 euros ya casi los tenía gastados al finalizar la misma tarde que se los recargué. Según él, “permitio llamar a sus amigos”.

Definitivamente vive por encima de su situación y se aprovecha de la comodidad que le estoy prestando.

Se debe de pensar que soy santo, y que cederé en todo cuanto haga. No se da cuenta de que está preparando su propio viaje a dormir de nuevo en el cajero automático donde decía dormir, y que no me va a quedar ningún remordimiento de ello.

Hace 3 días, por mi insistencia, se ha puesto de nuevo a llamar a todos los anuncios de trabajo que hemos visto en el periódico, anuncios breves señalados por mí con bolígrafo, candidatos a darle una nueva oportunidad de vida.
A las entrevistas que ha acudido, en todas le han pedido currículum, pero él no tiene.En vez de prepararlo, no lo hace, aunque se lo he ofrecido.

Mientras tanto le he dejado mi pijama, mis calcetines,mi calzoncillo, y una estupenda cazadora de cuero negra, a la cual le tengo un especial cariño, ya que me "sentaba" genial. Digo sentaba entre comillas, ya que la ha destrozado por completo, la ha arrugado, dado de si y roto en menos de 4 días. Yo solo se la había dejado para una de las entrevistas de trabajo, una situación especial, que requería que fuese a mi parecer bien vestido, él no dudo en seguir usándola sin mi permiso, e irse a Madrid con ella por un asunto legal que tenía pendiente de resolver con urgencia.

Me pidió dinero para irse ya que no tenía, y le di 50 euros para comprar el billete de autobús que costaba 37, no me devolvió nunca la vuelta, ni tan siquiera me planteo si podía quedársela, lo dio por hecho. Mi importa un carajo ese dinero, pero es el detalle lo que me duele.
Me pidió mi gorra preferida para ir a comprar el billete, ya que decía que tenía mal el pelo…, se la dejé para dicho recado, y se la tuve que ir a quitar 7 días después, que aún la llevaba puesta, y ni se planteaba devolvérmela. Entré en su habitación cuando no estaba y la cogí junto a mi cazadora destrozada debajo de un kilo de ropa revuelta encima de su cama.
Me ha echado en cara que le he mandado a arreglar una de sus cazadoras y me he gastado en la tintorería y en la costurera 70 euros, dice que él hubiese preferido ese dinero para él…y que le parece muy caro ese arreglo… Yo lo hice pensando en que le hará falta una prenda en buen estado para ir a trabajar con mejor aspecto y menos frío.
Le he prestado 3 paraguas, y los 3 paraguas el mismo día que se los he dejado lo ha perdido, se lo han robado, o se le ha roto…
Le dejo llamar varias veces a Argentina a través de un 902 que salé muy barato, para comunicarse con su madre, y que pudiese hablar con su familia, me parece lógico que quiera hacerlo. Pero ahora me lo pide con habitualidad y el último día estubo una hora hablando por teléfono.

Se ducha más de 40 minutos, se hace sándwiches a la vuelta de salir de marcha, y lo acompaña con 2 cafés, y sigue acumulando puntos de partida, que en breve le canjearé con una patada en el culo.
Estoy francamente hasta las narices, o espabila o se va a la puta calle, así de simple y así de claro.
Se lo he dicho ayer de muy buenas maneras, le he dicho absolutamente todo lo que me sienta mal de él, haber si hay algún cambio… soy el primero en querer ayudarle y lo estoy demostrando, pero no consiento que me tomen el pelo e insulten a mi inteligencia, ni él ni nadie.

Como tiene problemas legales, estoy hablando todos los días con una amiga experta en derecho y en leyes, que es muy influyente en su medio, para que le ayude, y ella esta haciendo lo imposible por una persona a quien no conoce de nada… ¿Qué más quiere que haga por él?,¿le masturbo mientras se toma uno de sus muchos zumos de naranja diarios?

Ayer me ha dicho que ha empezado a trabajar en una cafetería, fregando platos, que sólo es por dos días, y que le pagarán 50 euros al día. Sonrío, y me pregunto… ¿habrá cambiado con lo que le dije?, pronto lo sabré.

Por lo demás mi situación laboral esta en pleno auge con la bajada de precios, he abierto un despacho en Madrid, y contratado allá a una secretaria, para trabajar en la capital.
Me vendrá de perlas centralizarme en una ciudad grande, donde ya dispongo de muchísimos clientes. El 21 de Marzo ha empezado la preciosa primavera: “Oestarra”y he efectuado un ritual para celebrar el solsticio.

Estoy deprimido todavía, no he mejorado de estado anímico, y se me avecina un drama en breve, lo cual me hace estar aún más en alerta roja. Mi gata "Gloto" está enferma, no sé que es lo que tiene, a ver si puedo llevarla mañana al veterinario, pero me temo lo peor. "Gloto" ya tuvo este año que ser operada de un tumor maligno en las mamas, y se le extirpo toda la cadena mamaria y los ovarios, para evitar otro en el futuro. Estaba bien hasta ahora, que esta todo el día acostada, no come, no hace más que dormir, y no se mueve, esta como inmóvil, como deshidratada como si le doliese todo el cuerpo. "Gloto" está muy mal, y me temo que tendré pronto que enfrentarme a otro gran disgusto. También la adoro y lleva conmigo 11 años, solo pensarlo ya me pongo malo.
Estoy preparando el terreno, tomo unas pastillas contra la ansiedad que compré en un herbolario, y mañana tengo vez con el psiquiatra a las 12:30.
Voy a que me dé un volante para poder ir al psicólogo a que me haga psicoterapia, por medio del carísimo seguro medico nuevo de "Sanitas Mundi"en el que me metí hace poco.
Necesito que alguien me haga psicoanálisis y me ayude a estar mejor, difícil… pero que lo intente.
Yo ya pido papas, no aguanto más a la vida.
Fui a la boda de Raúl, uno de mis mejores amigos de toda la vida, se casaba con Zemilton un chico de color muy majo brasileño. Fue una boda preciosa, me encantó, fue muy sincera y París, otra amiga, se encargó de decir un discurso homenaje hacía ellos y el matrimonio. Me emocione como un idiota.
Cuando tiraron el ramo de novios, fue directo a mi cabeza, miraba con horror al ramo mientras se abalanzaba a cámara lenta hacia mi cara, no sabía hacia donde tirarme para esquivarlo, menos mal que alguien lo cogió al vuelo, a tiempo de evitar caerme encima.

Úf, todo había salido bien, había un salvador que cogió por mi la maldición de caer en matrimonio, un buen amigo que había evitado que me cayese encima con el consiguiente vaticinio de tener que ser yo el siguiente en casarme….
El problema se agrando de pronto cuando girando mi cabeza con una sonrisa de oreja a oreja conocí a mi salvador: era Dani, mi novio.
Entendí la ironía del destino, y mientras el chillaba:
- me caso!, me caso!!!

Me quedé completamente mudo.

• • •
 

March 27, 2006

Lunes, 27 de Marzo

De la categoria: Diario — admin @ 6:46 pm

Ya está, ya me han dado la noticia, "Gloto" se me muere, tiene una metástasis del tumor que le extirpe no hace ni un año, mi niña se me va, sólo le quedan unos días, y yo solo puedo verlo, vivirlo, y matarla cuando vea que no aguanta el sufrimiento.
Estoy hundido, no paro de llorar y no puedo hacer nada por ella, el maldito bicho se la lleva, está en sus pulmones y la está matando rápidamente.
No puedo más, otra muerte no.
Ya no.
Mientras tanto, fui al psiquiatra, una consulta decorada a los años 60 con papel en las paredes en lugar de pintura, es como si allí dentro no hubiese pasado el tiempo, fui para que me de un volante para poder acudir al psicólogo y que me haga urgentemente psicoterapia. Pero ahora al parecer te exigen 6 meses de antigüedad en el seguro, antes de poder acceder a según que especialidades como esta que prometen en sus anuncios de televisión. Así que como yo solo llevo 3 meses, no tengo derecho a acudir con mi seguro de casi 240 euros mensuales… vaya tomadura de pelo. Cobrar te cobran puntuales, pero después no tienes derecho a acceder a los especialistas.
Todo está al revés y Santiago es inundado por agua, llueve a raudales, caen cascadas por todas partes y camino sin paraguas, ido y muerto. No sé donde llueve más dentro o fuera de mí. Apenas percibo el agua.
Mi "inquilino" está noche me ha llamado 8 veces al móvil a las 7:30 de la mañana, ha vuelto a salir de noche y me ha vuelto a despertar, sólo que está vez no le abrí.

Hoy al mediodía lo he echado a la calle, y le he dicho que debe abandonar mi casa, que se acabó. No consiento que me utilice de esa manera.
Estoy destrozado, y apenas hago otra cosa que escapar de mi angustia, mi gata se me muere y yo voy a tener que matarla, de nuevo asesinando a lo que más amo. Después de 12 años me siento incapaz de hacerlo.

• • •
 

March 29, 2006

Miercoles, 29 de Marzo

De la categoria: Diario — admin @ 11:59 pm

Gloto empeora, el veterinario dice que pueden quedarle unos días de vida, y yo no sé como hacerle estar mejor, como hacerle pasar sus últimos días. ¿Qué haría yo si supiese que solo me quedan unas horas?, y más difícil todavía ¿que haría yo si fuese gato?.
Trato de hablarle cariñosamente, de acercarle un plato de "Gourmet" la comida que antes le pirraba y que pocas veces le daba. Le traigo agua hasta donde está ella, pero ya no quiere comer, se está deshidratando poco a poco, y yo con ella.
Hoy por la mañana pareció tener un buen momento, la vi caminando por el pasillo, dirigirse al cuarto de baño y beber agua. Ayer de noche tomo un poco de cena. Pero son falsas señales, porque hoy ya no quiso comer nada.
A cuanto más observo como se debilita, peor lo llevo, porque veo que pronto tendré que tomar la decisión fatal de ayudarle a irse. Me parece cruel que tenga que ser así, pero con Manchitas y Basi también lo tuve que hacer, y aprendí la dura lección: si no lo haces solo es agonizar su estado hasta el irreversible final.
Me mata pensar que esto mismo me seguirá pasando 11 veces más, con el resto de mis hijos peludos. Ver su muerte, una tras otra y quizás seguramente tener que ejecutarla. ¿Como va a aguantar mi alma tanto sufrimiento?, si ya ahora no cesa de soltar alaridos de pena
A veces deseo morirme yo antes que todos, y que así egoístamente pueda evitar semejante sufrimiento repetitivo. Este año ya he soportado muchas muertes, y mi corazón está hecho de añicos pegados.
No tengo ganas de nada, y solo me apetece comer, y ducharme en agua muy caliente, descansar bajo el chorro de la ducha hirviendo, eso si me relaja completamente.
Que maravillosa es el agua selectiva, y no la de la machacante lluvia que arrasa Galicia, esa si es odiosa e interminable, sobre todo cuando se une al viento y a la humedad. Me revienta caminar en contra el sentido del aire, es un simetría de como me va la vida, y me lo recuerda a cada paso que doy. No me gusta inmortalizar los problemas, pero aquí en Santiago es difícil olvidarlos con este clima.
Hoy he ido a la imprenta a encargar las nuevas tarjetas que he estado diseñando esta noche, intento continuar con mi vida pese a que no tengo interés en nada, sé que me conviene trabajar y hacer vida normal, pero no tengo brújula y estoy sin gasolina.
Cuando llegué a la tienda, enfadado con las entidades a las cuales he adorado con ofrendas y pedido durante demasiado tiempo, enojado por no abrirme los caminos y no sólo eso indignado por complicármelos, he ido directo a los que presumen de poderosos, los he agarrado con mis propias manos, y los he hecho añicos contra el suelo, rompí con toda mi furia sus estatuas contra el piso de mi tienda.
Borre sus altares y volatilicé sus presencias de mi vida, nunca más volveré a rendirles culto, no se lo merecen, con un enorme ruido de las escayolas destruidas en mil pedazos mi alma echo para siempre muchos años de creencia.
Recogí los restos de aquellas estatuas preparadas, consagradas y sentadas, las metí con todo mi repulsa en una bolsa de plástico y las tiré al contenedor de basura, mientras dije:
- Ay es donde tenéis que estar,… cerrarme ahora los caminos…
Estoy harto de falsas promesas, de falsos dioses, de falsos caminos que no llevan a nada, y no te dejan más que en el punto de partida, una y otra vez.
Me matan los ciclos de la vida, y la imposibilidad de escapar del brutal Karma que arrastramos de nuestras acciones de otros tiempos, quizás mucho antes de haber nacido.
El ser humano necesita creer en mitos que le ayuden a escarpar de su angustia, que le salven de su desesperante vida, al que pedirles favores para seguir nadando y llegar a cualquier orilla.
Pero sólo hay un ente que todo lo puede, que hace y deshace, que te crea y te destruye, no hay más que uno. El tiempo.

• • •
 
Next Page »