Dedicado a Andreu (ULAP2) que supo captarme con simpatía y devolverme una sonrisa. A todos los que seguís en mí, aunque Dios os haya robado.A Dani por quererme.A Jordi (programador-web.com) por remodelar mi fachada. A Sergio por ser mi mejor amiga. A Papa y Mama por hacerme.

October 21, 2006

Viernes, 20 de Octubre

De la categoria: Diario — admin @ 3:42 am

Rubén se ha ido este fin de semana a "Forcarei" al campamento de voluntariado, repite su experiencia de nuevo esta vez para la reforestación. Yo no puedo ir, soy alérgico a las gramíneas, además hace un tiempo horroroso. Lo único que apetece es estar en casa.
No paro de reírme con mi monólogo preferido de Antonia San Juan, esta mujer me vuelve loco, no hay nada que haga que no me guste, es una genia de esta época, este monólogo no puede ser mejor, las dos voces que se oyen son de ella, lo oigo una y otra vez y no paro de desternillarme de risa, no me cansa nunca, es lo mejor que he oído desde hace años-ver enlaces-.
Ha sido una semana buenísima de trabajo, no he parado de atender consultas, estoy en un momento en el que todo mi dispositivo está intentando salir de este exceso de gastos en el que estoy metido, y aunque no tenga dinero para mi, ya que invierto hasta el último céntimo que gano en pagar mis deudas, puedo decir que si sigo a este ritmo pronto estaré de nuevo en tranquilidad económica.
Que coñazo esto del dinero, trabajar y trabajar para pagar y para pagar… es un autentico final sin final, vivir sin vivir, estar sin estar. No debería de vivir por encima de mis posibilidades, sin embargo lo hago constantemente desde hace años. Mi ambición me guía hacía la mejoría, hacía la inversión, y aunque a veces soy un triunfador, otras fracaso. No sólo he tenido y tengo este trabajo por el que soy tan conocido, sino que tengo otros negocios en los cuales también invierto mi tiempo y mi dinero, y no es fácil el triunfo.
Si viviese una vida tranquila, sin ambiciones, sin televisión, sin ganas de mejorar, estoy seguro que sería muchísimo más feliz, pero es imposible, no puedo, mi "Leo"me hace ser "yo, mi, mío" y nunca paro de crear, invertir, trabajar, luchar en cosas nuevas, esto me desequilibra muchas veces toda mi vida.
Dani es diferente, él es muchísimo más tranquilo, menos ambicioso, más equilibrado, enseguida razona todo, yo estoy de histeria en histeria y tiro porque me toca.
Esto me hace pensar en abandonarlo todo, en empezar una nueva vida con otra identidad, en otro lugar, pero finalmente ¿para que quiero huir de mi mismo?, si yo siempre iré a mi lado, eternamente.
De todos modos no somos lo que hacemos, ni somos lo que ven de nosotros, tampoco somos en quien acabamos construyéndonos. Somos quien está detrás, quien mira, quien escucha, quien siente. Y eso jamás podemos separarlo de nosotros, vayamos a donde vayamos.¿Para que huir?, si siempre estará ahí.
Ser brujo y vidente no me gusta, es lo que hago desde niño, desde mis 11 años, pero no me gusta, soy buenísimo, aunque está mal decirlo, pero no me gusta, me aburre soberanamente, porque no atiendo a 1 o a 2 personas, sino a miles. Y algo que se convierte en una obligación pierde mi interés inicial.
Cada día estudio, practico nuevos métodos, me perfecciono en miles de mancias, pero no me llenan. Es un problema de dedicación, he dedicado toda una vida a esto, y quizás por eso me apetece hacer otras cosas, variar, cambiar, mutar o cuando menos hacer algo que no tenga nada que ver y que me llene.
Por eso diseño páginas en Flash, por eso escribo, por eso estudio gallego o ingles, por eso diseño publicidad, hago moda o soy drag queen, porque necesito algo que me transporte a vivir otras emociones que no sean las habituales.
No salgo de noche, no salgo a discotecas, ni a pubs, ni a bares, no me siento a gusto en ellos, no consigo estar bien en ninguno, me agobio en cuestión de minutos…
Me angustia la gente, no aguanto el ruido y el humo. Soy incapaz de evadirme de mi vida en estos sitios, me encuentro como un pez fuera del agua. Pero sí lo he hecho, durante años he salido los jueves, viernes y sábados e incluso muchos domingos he salido hasta las 7: 00 de la mañana pero ahora ya no me gusta absolutamente nada, no me dice nada. Prefiero mil veces ir a cenar a un restaurante o ir al cine o pasear a una playa, o estar en casa de algún amigo/a. Ahora bien, con diferencia donde más me gusta estar, es en mi casa, no lo comparo con ningún otro sitio, es donde mejor me siento, y donde nunca de los jamases me aburro, siempre tengo algo que hacer, vocación de maruja.
Soy capaz de estar varios días sin salir de casa y sin ir a la calle en absoluto, pero ya no es como antes, mi trabajo me obliga a salir, mis deudas a ir al banco, mi casa a hacer la compra, y mis amigos a salir a tomar algo o charlar, al final mi casa es solo un lujo privado que disfruto de pascuas en ramos. Te parecerá una tontería, pero creo que es uno de los principales problemas de mi infelicidad.

Ayer ha venido a casa un electricista “guapísimo hiper sexy” que es cliente mío,¡madre mía con el electricista!, vino a arreglarme la luz de varias habitaciones, y es curioso, era feliz viendo mi casa iluminada, a parte evidentemente de fijarme en su preciosa cara y su precioso trasero. Son las pequeñas cosas que tiene la vida, valoramos ciertas trivialidades que se convierten en bienestar. Hay mucho que decir respecto a esto, hay un claro llamamiento de mi inconsciente y de mi subconsciente al requerir de más luz en casa. Esta claro que soy yo quien la necesita, desde un punto de vista espiritual y mental.
Vivo en un eclipse del alma en el que nunca acaba por hacerse de día.

• • •
 

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Next Page »