Dedicado a Andreu (ULAP2) que supo captarme con simpatía y devolverme una sonrisa. A todos los que seguís en mí, aunque Dios os haya robado.A Dani por quererme.A Jordi (programador-web.com) por remodelar mi fachada. A Sergio por ser mi mejor amiga. A Papa y Mama por hacerme.

October 24, 2006

Lunes, 23 de Octubre

De la categoria: Diario — admin @ 2:53 am

Hoy ha sido un día bastante parado, no ha entrado absolutamente nadie en la tienda, solo una chica a comprar un aceite de quemar en lámpara.
Es curioso, el mercado de las ciencias ocultas esta en declive por culpa de tanta bruja-maruja, de tanto "amateur" que va de profesional, de tanto y tanta mentirosa del mercado esotérico, está a cada día que pasa más en desahucio.
Me molesto en tener buena mercancía en mi tienda, tratar de conseguir que las cosas que están en venta sean de buena calidad, y busco sobre todo que estén hechas artesanalmente, los aceites y los inciensos hoy por hoy se pueden comprar en cualquier todo a cien, o en las tiendas de los chinos, los hay a borbotones en cualquier parte. Es común que esté tipo de mercancía esté en tiendas de regalos e incluso los he visto en el "Supermercados Día", esto ha hecho que ya nadie requiera ir a una tienda esotérica a comprar algo, algo que pueden encontrar por 60 céntimos en cualquiera de estas tiendas donde nadie le juzgará con una mirada.
Con las velas pasa exactamente lo mismo, se pueden encontrar todo tipo de olores y formas a precios casi regalados en estos establecimientos.Con lo cual abrir una tienda esotérica en esta época es un poco guillotinarte a largo, medio o corto plazo.

Para tratar de dar una vía de prosperidad al negocio siempre trato de que mi mercancía, como digo, esté elaborada a mano, que sea con productos naturales, cera virgen para las velas en lugar de parafina, inciensos hechos con buenas resinas, y sin explotaciones humanas de niños del tercer mundo… en fin miles de detalles que por desgracia la gente no ve al entrar en la tienda, a no ser que sea un experto.
Cuando ofrezco o aconsejo al cliente comprar algún que otro producto de mi tienda, es porque considero que le hace falta, o porque creo que es el remedio perfecto para su problema pero raramente lo hago por vender… aunque he de reconocer que siempre barro para casa, no soy idiota, y si puedo venderte 3 cosas en lugar de 2 lo haré a buen seguro, no en vano es un negocio y una tienda y hay que pagar el local, empleados, impuestos, mercancía, etc.
Si no aconsejo comprar nada, el cliente no compra nada, no es un tipo de tienda en la que la gente entre es proceso a comprar algo… aunque a veces ocurre, es extraño que entren a comprar sin consejo de un profesional. Por esta razón puedo decir que es bastante complicado que funcione si yo no estoy en ella o sino consulto allí.
En cualquier comercio ocurre que hay veces que no entra nadie, mis clientes comerciantes siempre me cuentan lo mismo, dicen que la gente viene junta o sino no viene nadie, es completamente cierto, pero es que con las tiendas esotéricas aún es más visible, tratándose de un sector en constante desprestigio, la gente si viene es a echarse las cartas convirtiéndose el recinto más en una consulta que en una tienda.
Por eso la competencia ha cerrado, en Santiago de Compostela había 3 tiendas, de las 3 han cerrado las 3, ¿casualidad?, evidentemente no.
¿Por qué yo me mantengo?, pues posiblemente por mi voluntad, mi cabezonería, mi trabajo en la consulta, y no obviemos lo evidente: porque soy conocido y salgo por televisión. Aún así, pese a mi fama, hay días como hoy, que no entra ni el aire de un muerto…
Cuando es así aprovecho para limpiar, ordenar papeles, organizar pedidos, decorar el escaparate, o charlar con Sergio, mi empleado y mejor amigo, sentados en la sala de espera como si fuésemos dos señoras, hablamos de la vida y nos reímos de todo.
En esto de las consultas, ya sean: de brujos, de videntes, de médicos, de psicólogos, de abogados, etc, existe muchísima falsedad y apariencia, si te fijas la mayoría te citan para dentro de unos meses, o un mes o 15 días, dándote a entender que tienen muchísima gente y la agenda copada. Es algo que me parece completamente absurdo, pero se hace mucho aunque el medico o profesional esté aburridísimo en su despacho, sin atender a nadie…y sin un cliente, aunque sea así te dicen que está ocupado para fingir que es muy importante.
Lo he visto con profesionales de prestigio que son clientes míos, ellos ponen cita para dentro de 15 días o más a quien les llama, personas que también conozco en la consulta, pero antes han venido por mi despacho y me han contado preocupados que no tenían un alma y que se pasaron la tarde charlando… o que no les llama nadie…

Es divertido ver como citan sus secretarias, muchas de ellas compartidas, a todos los clientes a la misma hora, para que así coincidan en la sala de espera y aparenten mucho trabajo.
Nadie se plantean que un día antes estaban muertos de aburrimiento jugando al "tetris"en su despacho lleno de títulos en la pared, muchos de ellos de conferencias asistidas, … no de cursos… hay una ligera diferencia.
Es algo común que siempre te hagan esperar más de 20 minutos, sino una hora, para fingir también mucho trabajo, y darse más "importancia".
Muchos mientras te hacen esperar están viendo la tele, hablando por teléfono del "padel" o de "golf" del día anterior, o a veces leyendo el periódico… otras ni siquiera han llegado a la consulta. Esto último también lo hago yo.
La gran mayoría comparten consulta, quiero decir, sus despachos no son suyos, sino que son alquilados en grupos y cada cual lo usa un día o varios a la semana. Al igual que a sus secretarias "chicas para todos", que eso si, contestan de forma personalizada.

Cuando por fin accedes a sus consultas están contigo un tiempo mínimo, que no te encaja con el tiempo de espera en la sala, y las personas que han entrado antes que tú…

Conozco colegas y no voy a decir quien, por esto de no hacerse enemigos, que pagan a personas por estar en la sala de espera, con objeto de llenarlas de falsos clientes, cuyo cometido es hacer relleno y convencer, a quien espera de verdad, con unas conversaciones que tienen en voz alta entre ellos, de que la profesional es buenísima.

Mi consulta no es así, aquí si hay gente la hay, y si no, pues no la hay… es así de sencillo, a veces parezco la seguridad social, y otras un desierto.
Cuando llama un cliente le ponemos cita para el mismo día, para dentro de una hora, de dos o de tres, si es posible, y sí es cierto que a veces finjo estar ocupado: cuando quiero ver una película, follar con mi pareja o comer algo. Esto último lo hago mucho, por ejemplo le dice mi secretaria al cliente que estoy en consulta y en realidad estoy tomándome dos yogures y 30 gramos de frutos secos, o me estoy comiendo un delicioso trozo de empanada acabando de ver una película o estoy diseñando alguna Web.
Pero es que hay que entenderlo desde el punto de vista de que trabajo por la mañana, por la tarde y por la noche, y coño si no miento de vez en cuando, no podría vivir, además la gente es muy pesada y llama a todas horas para radiarme cualquier cosa que pasa en su vida en cualquier momento del día o la noche, y la verdad estoy un poco harto. ¿y la mía que?…

• • •
 

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Next Page »