Dedicado a Andreu (ULAP2) que supo captarme con simpatía y devolverme una sonrisa. A todos los que seguís en mí, aunque Dios os haya robado.A Dani por quererme.A Jordi (programador-web.com) por remodelar mi fachada. A Sergio por ser mi mejor amiga. A Papa y Mama por hacerme.

November 19, 2006

Sábado, 18 de Noviembre

De la categoria: Diario — admin @ 8:40 pm

Hoy Sábado he ido a comer a casa de mi familia, y he estado con mi hermana Bea, que resplandecía feliz porque se ha comprado un enorme piso a muy buen precio, encantada de su nueva vivienda podrá mudarse en Diciembre, hacía tiempo que no veía tan feliz a Bea, ¿nunca te hable de ella?, es mi hermana mayor, vive con su novio Juan, y trabaja de secretaria para una gran empresa en Galicia.

Pase mi tiempo ojeando álbumes de fotos familiares, y encontré 3 fotos mías de cuando era adolescente, caí como en un video de "B52"en un vértigo lleno de luces de neón y flores de colores hacia un pozo sin fondo en forma de espiral, ¿como ha pasado tanto tiempo?…-ver enlaces-
Estuve viendo fotos, fotos y más fotos: de mi padre, de mi madre, de todo un poco, que felices parecían…
Las fotos siempre nos enseñan momentos capturados por una secuencia de segundos. Esos segundos ¿son reales?, ¿o solo demuestran una secuencia de nuestras vidas y no toda nuestra etapa?, son bellos porque han existido por pequeños que sean, y es bonito ver que en algunos segundos hemos sido felices. ¿Qué es la felicidad, esos pequeños momentos o su recuerdo?. Cuantas veces no eres consciente de lo que vives.

Poco te he hablado de mi familia: mi padre: Carlos Molezún era Coronel del ejército, creo que ya te lo he contado antes, también fue jefe de la policía nacional de Santiago, murió hace 6 años, mi madre regenta una tienda de telas, estores y cortinas y sigue siendo una gran modista independiente. Soy el pequeño de 6 hermanos, 4 hermanas: Bea, Elena, Marta, María y 2 hermanos: Carlos (el mayor) y yo.Una de ellas: Martita murió cuando tenía 3 años cuando por accidente le calló un tablón de unas obras en la cabeza, yo no la llegué a conocer.
No suelo ver fotografías de mi padre, ni de nadie, no me suele gustar, sin embargo de vez en cuando lo hago y revivo ciertas épocas de mi vida que estaban guardadas en mi subconsciente, ¿para que sufrir por placer?, si el presente fuese mejor que el pasado no tendría problemas en mirar atrás, pero si piensas que es al contrario, la superación de ciertas cosas se consigue mirando hacía delante y no regocijándose en "remembers" plasmados en papel y fijador.
Pero todo tiene su tiempo, y hoy fue uno de esos días "karinicos" dedicados al baúl de los recuerdos, mi padre con mi madre en sus felices 46 años de relación, sus viajes con sus mejores amigos, aquellos 12 veranos que pasé en el camping de "Coroso" en "Santa Uxia de Riveira", quincenas de junios, meses enteros de julio y agosto, partes de septiembres en los cuales estuve allí viviendo en una caravana y su avance, yo solito la mayoría de las veces.
Nunca me lo pasé tan bien en toda mi vida como en esta época, guardo con mucho cariño un montón de gratos recuerdos de aquella playa, de aquellas horas de madrugada viendo el mar y fumando mientras escuchábamos a "Tati" o a "Dulce" cantando y tocando la guitarra canciones: "Óleo de una mujer con sombrero" de "Silvio Rodríguez", aquella "Yolanda" de "Pablo Milanes" o aquel "Al Alba" de "Aute", ellos eran todos mis amigos, a los cuales adoraba y a los que perdí la pista por completo con el paso de los años 90.

¿Te das cuenta diario que los recuerdos “tesoros”de uno, a veces sólo estan en la cabeza de uno?, ¿cuantas cosas creemos que los demás sienten como nosotros, cuando realmente sienten justo lo contrario o ya lo habían olvidado? Si supieramos lo que los demás piensan, estoy seguro que renunciariamos a la mitad de nuestros recuerdos por encontrarlos efímeros, platónicos y carentes de sentido.

En aquellos tiempos conocí a Natalie, una chica francesa guapísima, que llevaba como yo el pelo largo cardado al estilo "The Cure": grandes flequillos, ojos emborronados en "cool" y pintados al estilo egipcio , polvos de arroz al estilo geisha nos hacían parecer como cortados simétricamente, éramos iguales, vestíamos igual, nos encantaba "Indochine","Telephone","Siouxie and the banshess", "The Cure","Banhaus",etc. Ame a esta mujer locamente, nos escribíamos cartas de 10 folios durante años, esperando vernos en Santiago algún día como un sueño dorado, el tiempo era insoportable en esa larga espera y permanecí esperándola día tras día, cuando por fin llegó el momento pasamos los 3 días más importantes de la relación intensamente juntos, noches de fiesta, presentaciones a todos mis amigos, largas conversaciones y dos noches durmiendo abrazados con el amor más puro de todos los tiempos. Pues bien, ella se fue a Francia de vuelta, yo lloré y lloré en la despedida como un loco… Al poco me enteré que no se había ido a Francia, que se había quedado en Santiago dos días más, y que estaba saliendo con uno de mis amigos que le presente, estaban juntos en secreto, años después se habían casado y lo último que supe de ellos era que tenían una pizzería en la ciudad.
Tambien conocí a Nele, aquella chica belga tan preciosa con la que salí 1 año, rubia y de ojos azules, con cara de ángel que me amaba con locura y escribía cartas cada semana desde su país, jamás he vuelto a saber nada de ella, la distancia hizo su trabajo…

16 años han pasado ya, tiempo en el cual he cambiado mucho, he aprendido muchas cosas, sobre todo a "verlas" desde otra perspectiva, ahora sé que todos tenemos un "Coroso", una "Tati", una "Dulce", una "Natalie"o una "Nele" en nuestras vidas ¿verdad?…pero ninguna vivencia es única, el ser humano es cíclico y repetitivo, por eso nada es original, todo es perfectamente previsible y hay que vivirlo como un ciclo más en nuestro camino pero sin sentirnos únicos, ya que siempre es un mismo guión para todos los actores de la vida.
Cada cual lo interpreta o lo sobreactúa a su manera pero siempre es el mismo, por eso no conviene realzar a los recuerdos con más poder del que tienen… solo el paso del tiempo nos enseña la verdad de las cosas.

Antes de ayer soñé con este sitio de mis recuerdos, estaba allí en "Coroso", miraba como estaba todo, había cambiado, donde había árboles y bosque ahora había mar y se había edificado todo un pueblo de casas que se hallaba sumergido por el agua y que solo se podía ver cuando la marea estaba baja.
Yo lloraba porque me causaba muchísima tristeza ver que ya nada seguía igual. Sabía que había permanecido mucho tiempo sin pasar por allí…y me sentía fatal recordando todo, a "Troski"mi perro, a "Xira" mi gato, a todos mis amigos de aquellos veranos.

Son curiosos los sueños, reflejan mucho de uno, si uno abre un poco su mente puede ver perfectamente por que pintamos esos cuadros oníricos reflejo de nuestros pensamientos.
"Todo ha cambiado, ya nada está igual que antes, y he estado mucho tiempo fuera" fuera de mi vida, que ahora intento recuperar.
Hecho de menos a Papa cuando me llevaba en coche a todas partes, porque yo aún no había sacado el carnet de conducir, y recuerdo cuando cantaba tangos desafinando y con cara de nostálgico, o cuando apoyaba su mano en el cambio de marchas del coche mientras con la otra mano sostenía el volante, recuerdo que seguridad me daba verlo conducir. Papa siempre me apoyó en casi todo, creyó en mí bastante, y cuando salía en la televisión era él que siempre me grababa en video. No creía en esto en absoluto, de hecho cuando iba a misa con mi madre, recuerdo que siempre se quedaba en el coche escuchando el partido, y entraba casi al finalizar el sermón, mi madre se ponía furiosa.
Pero independientemente de sus creencias me respetaba, y estaba orgulloso de todo lo que hacía, se lo enseñaba a sus amigos, me llamaba por teléfono para decirme que me había visto…, era un ejemplo del respeto.

Una vez una "amiga"de mi madre me abordo indiscretamente en la cola de un supermercado llena de gente, después de haber salido en un programa de televisión actuando de Drag Queen, me pregunto en alto para que lo yese todo el mundo:

- ¿Santi tú eres homosexual?.

A lo que yo respondí en el mismo tono :

- ¿Tú quieres hacer el amor conmigo?, mientras la cajera pasaba con la boca abierta por el lector del código de barras la leche y las lechugas iceberg.

- No, por Dios, ¿Por qué me preguntas eso?, respondió muerta de vergŁenza "Maritonta del coño"

- Lo digo porque como tienes tanto interés en mi vida sexual, pensé que sería por que te quieres acostar conmigo… replique con sarna.

Desde entonces esta mujer no me saluda por la calle, ni me habla. Mi padre cuando se enteró y se lo conté puso el grito en el cielo, diciendo:

- ¡Tú eres lo que te da a ti la gana!, y esta mujer es estúpida por preguntarte eso, ¡lo hizo con mala intención!

Nunca me sentí más orgulloso de papa como aquel día.

• • •
 

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Next Page »