Dedicado a Andreu (ULAP2) que supo captarme con simpatía y devolverme una sonrisa. A todos los que seguís en mí, aunque Dios os haya robado.A Dani por quererme.A Jordi (programador-web.com) por remodelar mi fachada. A Sergio por ser mi mejor amiga. A Papa y Mama por hacerme.

January 4, 2007

Miércoles, 3 de Enero del 2007

De la categoria: Diario — admin @ 2:50 am

Lo que me ha pasado ayer día 2 de Enero no sé si escribírtelo o comentártelo, porque mientras lo hago me caen las lagrimas y no veo nada de lo que escribo.
Es aún ahora el momento en el que no me lo creo, no puedo entender que haya gente tan cruel y tan mala.
Hace algún tiempo, concretamente el 19 de junio, te escribía esto:
"Mientras caminábamos encontramos dos perros abandonados, que iban uno al lado del otro, perdidos como vacas sin cencerro, deambulaban de derecha a izquierda sin rumbo fijo, asustados, mirando a todas partes, eclipsados por el ritmo frenético de una ciudad en permanentes obras. Los coches frenaban en seco, cuando cruzaban sin cuidado la calle. Sergio me miro con cara de "te conozco, se lo que vas a hacer", y yo hice lo que bien pronostico Sergio. Me puse a perseguirlos para observarlos y ver si tenían o no tenían dueño, y para intentar salvarles la vida de morir atropellados de un momento a otro, quería intentar llevarlos a casa como primer paso, después ya pensaría. Me apresuré detrás de ellos, y a cada minuto se me encogía más el corazón viendo aquella estampa de dos perros abandonados perdidos y asustados buscando a su dueño verdugo de una impepinable soga. Todas las personas los miraban, pero nadie se paraba, nadie los llamaba, nadie trataba de cogerlos y ayudarles. Ellos miraban hacía arriba, a las cabezas de todos los que en su camino se cruzaban. Era tristísimo. Les grite, les chille: - "Holaaaaaaaaaa", ¡ven bonito ven!, ¡ven aquí precioso!, y vinieron como locos, empezaron a darme besos en la cara como si me conociesen, los acaricie un buen rato, intente caminar con ellos hasta el portal de mi edificio y tras mucho esfuerzo, me los traje a casa. No se atrevían a entrar, se notaba que habían sufrido mal trato, y los cogí en brazos. Pobres perros,¡como estaban!, sucios, infectadísimos de pulgas, les vi más de 40, era tremendo, llenos de garrapatas, y con unos ojos de tristeza que solo verlos entendí su desesperación. Cuando recogí a Greta y Mora, mis perras, una hace dos años y otra hace uno, también estaban en una situación idéntica. Es tremendo, las personas abandonan egoístamente a sus animales sin amor, sin preocuparse por ellos en absoluto, no les importa lo que les venga encima, ojos que no ven corazón que no siente, se desentienden de quien un día les dio amor sin condiciones. Los abandonos son algo que ocurre en nuestra sociedad a diario, y sobre todo ahora en verano, que la gente se quiere ir de vacaciones. Hay un porcentaje enorme de perros abandonados por los cazadores, que de pronto ven que ya no les sirve para cazar y se deshacen con un tiro en el monte o un abandono. Me parece de una bajeza espiritual increíble y de una falta de amor por todo lo que es la vida nauseabunda. Les maldigo.
Soy incapaz de dejarlos morir, de dejarlos abandonados a su suerte, no me parece justo, no me parece que deba permanecer impasible, y desentenderme. Me niego a permitirlo, y sino hago nada lo estoy permitiendo.
Los he llevado al veterinario poniéndoles los collares y correas de las mías, quería ver si tenían microchip y buscarles a su dueño, si existe, pero ninguno tenía, se notaba que estaban abandonados. Por lo menos una de ellos, la perrita estaba complemente abandonada se le notaba muchísimo, el enano me hizo dudarlo, estaba más salido que el pico de una plancha, y ella por supuesto en celo, por eso me inclino a pensar que a ella fue abandonada por algún cazador, ya que parece de caza, y él la persiguió "enamorado" con animo de satisfacer su apetito sexual desde sabe dios que monte, o aldea…
A la tarde los desparasité, les quité las pulgas y garrapatas, les di de comer y de beber, y los llene de cariño todo el día. No salí de casa, estuve todo el día con ellos. Cuando me llamaban los clientes no les contestaba. Pregunte aquí y allí si alguien los conocía, y nadie sabía nada, como casi siempre. El siguiente paso fue buscarles un dueño, alguien que les fuese a cuidar de verdad, mientras tanto me llenaban de besos. Tenía pánico de que le contagiarán las pulgas a mis 12 animales, sería una epidemia horrorosa y como ya pasé hace años por ella, me atormentaba que pudiese volver a ocurrirme…, las pulgas son tremendas y un autentico coñazo, así que tomé todas las precauciones posibles para evitarlo.
Busque y busque a papas adoptivos y finalmente le encontré a los dos juntos la dueña perfecta. Vino a por ellos, una amiga bruja a la que tengo mucho cariño: Bhyma-tay, que se dedica a lo mismo que yo y que es gallega también, es una estupenda tarotista de Santiago, y gran escritora. Cuando la llamé preguntándole si conocía a alguien que quisiese un perro me contó que ella deseaba tener uno desde hacía mucho tiempo, Charo estaba convencida de que estos dos deberían de estar juntos el resto de su vida, y que ella tenía que adoptarlos.
Se los llevó a las 12 de la noche en un taxi, rumbo a su nueva vida. Yo sonreí de oreja a oreja mientras ella les compraba de todo, y me despedí de aquellos peludos que tuve la suerte de conocer y disfrutar de su compañía por un día.-ver enlaces- Mucha suerte enanos!
Acabo bien la historia, a veces la vida tiene un final feliz".

Pues bien, esta"persona" que se llevo a los perros y que pensaba que era amiga mía, al poco de llevarse a los perros a su casa, recibio mi llamada interesandome por el estado de los animales, y me dijo que ya no los tenía, yo le pregunté por activa y por pasiva donde estaban los perros y ella no me quiso responder, me dijo que estaban donde tenían que estar, y que ella no se sentía preparada para contarmelo, que ya me lo detallaría en persona cuando pudiese hacerlo, que se sentía mal por problemas personales y que no estaba bien, que no me preocupase. Palabras que jamás me llenarón y que solo fueron comienzo de lo que serían un montón de dudas que me hacían hervir contra ella, le chillé, le colgué el teléfono, le suplique que me lo contase, y nunca me lo dijo. Desde entonces está mujer se ha ido de mi vida, ya que lo último que le dije es que no quería volverla a ver delante en el resto de mi vida.
Siempre imaginé que les había hecho algo, pero nunca imaginé lo que realmente ha hecho.
En visperas de año nuevo me llegó un e-mail de ella que no me dejo más que sorprendido, en el me decía:
Hola Santi: deseo de corazón que este 2007 te ofrezca tus mejores deseos y
que te inunde el amor, la prosperidad y la paz interior.
Quiero siempre recordar lo que nos ha unido y nos ha hecho evolucionar
juntos y olvidar lo que nos ha podido separar. Espero poder abrazarte como
antes y sentir esa conexión energética que nos hacía vibrar. Espero que me
quieras leer tu tarot, que tantas revelaciones importantes me ha hecho y
tanto me ha ayudado.
He olvidado y superado el dolor que me han producido tus palabras y lo que
siento ahora es un poderoso amor incondicional hacia ti.
Feliz año nuevo. Un abrazo chákrico. Te quiero un montón.
Te envío uno de mis poemas dedicados a ti. Gracias, de verdad. Te deseo lo
mejor.
Bhima Tay
Después de escribirme esto me llamó por teléfono para ver si lo había leído, y para citarme en mi tienda para verme, a lo que yo me negué si no era para hablar de lo que le hizo a los perros. Ella me dijo que sí, que está vez me lo contaría todo, pero en persona.
A las cinco y media de la tarde vino por allí, yo estaba consultando a un volumen bajo y discreto con una señora en mi cuarto de trabajo, y escuche su voz estrepita y alegre hablar con Sergio, mi empleado y mejor amigo.
Mientras hablaba sin cesar y le preguntaba precios de objetos de la tienda, salio mi consulta finalizada, a quien se dirigió por ser también en una ocasión consulta también suya, recriminándole que viniese a mi despacho y que le fuese infiel, a lo que mi clienta le respondió, Charo, me trajiste tú por primera vez aquí, ¿no lo recuerdas?.
Me di cuenta de que no estaba bien de la cabeza, pero no creí que fuese hasta tal punto de hacer lo que 3 minutos más tarde me describió con toda frialdad.
-Bueno, ¿que?, ¿me siento?- me dijo
- Si, pasa y siéntate si quieres, pero yo no quiero hablar contigo Charo, estoy muy enfadado, dime ¿que has hecho con mis perros?
-No eran tus perros eran los míos, tú me los diste, ¿me echas las cartas?
-No coño, no, como voy a echarte las cartas, ¡dime que has hecho con los animales!, le recriminé
-Míralo tú ahí, si ya los sabes, para que quieres que te lo diga, ¿para que?
-Charo dime que has hecho con los perros de una vez, me estás poniendo malo.
-Jo, es que no quiero hablar del tema, no quiero que me chilles
-No te voy a chillar, dímelo por favor…
-Mira yo cuidé a los perros los primeros días, los duché, los saqué a la calle, y eran muy cariñosos, me daban mucho amor, me dijo la hija de puta, yo estaba muy deprimida, todo me iba fatal y estaba muy mal, ellos me ayudaron a salir de esa depresión porque me hacían salir de casa…subrayó
-Charo ¿Qué hiciste con los perros?, ¡vete al grano por favor!, estaba a punto de matarla.
-Un día, me dijo tranquila, yo estaba muy deprimida tirada en el sillón de la sala y la perra y el perro estaban conmigo, y ella incluso se subía a por mimos al sofá, y yo me dí cuenta de que estos perros me estaban quitando energía, pensé que al ser abandonados necesitaban mucho amor y mucha energía, y que me la estaban quitando a mi. Así que los baje a la calle, y les día un paseo y los dejé lejos de casa.
-¿Cómo?,¿Los has abandonado?, pregunté completamente herido
-Sí, pero no creas que son tontos, ellos volvieron a mi casa y estuvieron 3 días o más ladrando abajo en el portal, fíjate como fue que hasta los vecinos me protestaron y dijeron que iban a llamar a la policía….. Pensé en bajar incluso para darles de comer…
Mi alma estalló en mil pedazos, tal y como me encuentro ahora, pensé en sus caritas llorando abandonados por segunda vez, por alguien quien les dejo vivir por unos días en el calor de un hogar. Ellos no sabían a buen seguro que era lo que pasaba, que era lo que habían hecho mal para que su nueva mama los abandonase. No pude más, y exploté.
-¿Me quieres decir que has estado viendo llorar a los perros en la calle, suplicándote tu jodida misericordia para dejarles vivir una puta vida digna y tú no les has hecho ni caso?,¿y ni tan siquiera has tenido la decencia humana de llamarme por teléfono y devolvérmelos para que yo les buscase otro dueño?. ¡Tú eres una grandísima hija de puta!,¿¡Cómo puedes decir que eres bruja y vidente, y ser tan sumamente poco humana y poco sensitiva que no captas ni el dolor de un ser vivo que suplica tu jodida caridad de mierda!?
-No me chilles, no me chilles, no me hagas sentir peor, ya sé que obré mal, pero estaba mal Santi, tenía muchos problemas, y pensé que ellos me estaban quitando la energía, de hecho después ya volví a tener trabajo, y las cosas me fueron mucho mejor.
-¿Cuándo dejaste de verlos?
-Un día me fui a la biblioteca y ellos me persiguieron sin correa, por que la correa que tú les compraste, los collares y todo lo tiré, y entré en la biblioteca y después cuando salí ya no estaban, no les volví a ver
-¡Eres una hija de puta insensible y egoísta, y estás completamente loca, loca de psiquiátrico!,¿No pudiste haberme llamado?.Tú no te das cuenta hija de puta que yo le mandé un sms masivo a toda la gente que yo conocía para buscarles dueño, y una de ellas fuiste tú, pero que había muchísima más gente, y que de esa gente había 2 personas interesadas en ellos, ¡dos con finca que los querían!. No sólo no te hiciste cargo de ellos, que fue lo que me prometiste con libre voluntad, sino que no le has dado una jodida oportunidad a esos seres puros que no tenían culpa de nada de tus jodidos y ególatras problemas de mierda!!!¡Eres una hija de puta asesina!.Le chillé.
-Vete fuera de mi vida y fuera de mi vista!, ¡no quiero volver a verte nunca más!, y te juro como me llamo Santi Molezún que te pesará el resto de tu vida todo lo que has hecho, y no podrás descansar nunca con la conciencia tranquila-le maldije
-¡Tú no tienes poder para conseguir eso, ni hacerme nada!-Me chilló mientras se iba de un portazo, ¡No debía haber venido nunca, ya he visto que no fue una buena idea!, apunto chillándome
-Yo no podré hacerlo, le dije, pero Dios si
-Dios hace mucho que no me escucha, dijo ella, y se fue
Al momento volvió a entrar en mi tienda de golpe y dijo apuntándome con el dedo y amenizándome:
-¡Y que no sé te ocurra escribir o hablar mal de mi, por que para brujo negro, ya estás tú!, se dio la vuelta con su pelo largo y negro y se fue con su maldad, rencor, locura y falta de humanidad a quien sabe donde.
No tengo palabras diario, me quiero morir, no quiero estar más en este jodido mundo de locos, de hijos de puta y de salvajes egoístas y subnormales. No puedo más. Me siento culpable por habérselos dado, me falta el aire cuando pienso en ellos y en sus caritas en mi casa -ver enlaces-, y cuando me pedían besos todo el rato, solo imaginármelos en la calle llorándole para que esta cabrona les dejase entrar me mata.
No puedo escribir, no veo.

• • •
 

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Next Page »