Dedicado a Andreu (ULAP2) que supo captarme con simpatía y devolverme una sonrisa. A todos los que seguís en mí, aunque Dios os haya robado.A Dani por quererme.A Jordi (programador-web.com) por remodelar mi fachada. A Sergio por ser mi mejor amiga. A Papa y Mama por hacerme.

October 14, 2007

Domingo, 14 de Octubre del 2007

De la categoria: Diario — admin @ 12:07 pm

He tenido que hospitalizar a Tucho, estoy francamente preocupado, no hago otra cosa que pensar en él, durante todo el día, en la clínica veterinaria no hay nadie en el fin de semana, y solamente va la chica de guardia cada 3 horas a ver como están los animales tratados.
Ver a Tucho en esa jaula y con esa vía puesta en su patita blanca, me rompe por dentro, su mirada era suplicándome que no le dejase allí solo por segundo día consecutivo.
Como buen juez imparcial dictaminé que era lo mejor para él y lo peor para mí, y accedí a dejarlo en ese escaso y reducido espacio con ánimo de que mejore.
Le están inyectando corticoides, y antibióticos, porque tiene una infección en el hígado, y esta de color amarillo, y le han puesto suero en vena porque estaba con un cuadro de deshidratación agudo. Ya no comía nada desde hacía 4 días.
Después de vivir lo que viví con Manchís, con Gloto, con Hilarita, con Basi, con Feito, con Bonzo, con Coca, mis experiencias solo avivan más mis miedos a que muera, y aunque sé que es un acontecimiento inevitable en la vida de cualquier ser vivo, solo pensarlo me hace romper a llorar como un imbecil. No puedo hacer más de lo que estoy haciendo por él, sin embargo le daría mi vida.
Amar a un gato, será para muchos una exageración de un sentimiento, para otros un exceso de humanismo sobre un animal, para mi es sencillo de entender, yo no tengo hijos, soy gay, y no los he tenido nunca, para mi estos gatos y perras, son mis hijos.
Unos hijos a los que amo, a los que cuido, y los cuales me dan todo lo que necesito para seguir vivo, su cariño, su compañía y sus "putadas", son lo que me hacen estar bien y no morirme de asco en un mundo que me da vértigo. El problema es que estos hijos tienen una escasa duración en la vida, en comparación a la vida de un hombre sano. Y eso es bien duro de aceptar. Tucho lleva conmigo desde 1993 y hemos pasado todo tipo de experiencias juntos, una vez salio por la ventana de mi casa, en un 5° piso cerca del cielo, y resbaló por el alfeizar resbaladizo por el agua, yo chille como un loco y salte tras él, sin darme tiempo de agarrarle, cuando ya imagina lo peor, veo que sube de nuevo después de engancharse con una uña no se de donde. Lo comí a besos, y luego le pegué un cachete en el culo. Menudo susto me dio el cabrón, no me repuse en una semana. Hoy le cortaban esas uñas en la clínica, y a cada una que cortaban, yo revivía aquel momento cuando Tucho era un travieso bebe gato, un trozo de algodón con un ojo azul y uno verde y orejas de conejo.

Tú que siempre me oyes Dios, que siempre estás jodiendo, no te lo lleves por favor, déjame estar con él más tiempo, y no me hagas pasar otra vez por lo mismo, porque no lo aguantaría.

Tucho

• • •
 

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Next Page »