Dedicado a Andreu (ULAP2) que supo captarme con simpatía y devolverme una sonrisa. A todos los que seguís en mí, aunque Dios os haya robado.A Dani por quererme.A Jordi (programador-web.com) por remodelar mi fachada. A Sergio por ser mi mejor amiga. A Papa y Mama por hacerme.

October 20, 2007

Sábado, 20 de Octubre del 2007

De la categoria: Diario — admin @ 7:29 pm

Hoy empecé a tomar un tratamiento para el desgaste físico y psíquico a base de aceite de pescados salvajes concrentado y otro para los nervios a base de valeriana,pasiflora, espino blanco y lavanda, espero me haga efecto pronto, porque como diría mi amiga Seyén "estoy al borde de un colapso".

Tucho mejora y empeora sistemáticamente, pasa de estar semicatatónico a estar normal y corriente… ya no sé que hacer…, desde luego tengo que tomármelo con calma, porque sino acabaré por volverme loco.

Dani salió ayer de noche y vino a dormir a las 5:30 de la madrugada, no sé ni con quien estuvo, ni a donde fue, solo sé que le pregunté si iba a salir de noche y me perjuro que no y que volvería pronto…, cada día miente más, y a cada mentira me encuentro más lejos de él.
Estoy harto de su mundo al que parece que no pertenezco y del que no sé nada.
Después de siete largos años, pienso que esta relación ha perdido el norte, no tiene sentido que a estas alturas de nuestras vidas actué de este tipo de maneras, el que está agobiado soy yo, y sin embargo quien vino borracho, oliendo a tabaco y sin llaves de casa fue él.

Siento que el mundo está dejando de interesarme, esta vida rutinaria en mala suerte y desgracias es algo que ya me asquea, no es tristeza ni depresión lo que siento, es aborrecimiento de mi suerte.
No utilizo la magia en mi vida, no me confecciono trabajos a medida, ni rituales sagrados, no pido a Dios que me cambie el destino, no lo hago porque me espanta que algo tenga que ser forzado, que algo deje de ser natural, no soporto pedir las cosas.

El hecho debe ser espontáneo, no preeditado a base de plegarias ni suplicas, mi Dios existe, no lo dudo, y sabe de sobra como coño me va la vida y como me siento.

El ser humano siempre se empeña en no querer vivir su existencia, precede su miedo a cada efecto y afronta su día a día con plegarias a los demás o a su ente sagrado, pero no toma la vida nunca de frente, no entiende que detrás de cada causa hay un efecto, y detrás de cada ocasión, drama, o alegría hay una lección kármica que aprender o vivir.

No rezo casi nunca, si lloro muchas veces al cielo, pero no rezo, no suplico, no pido por mi. Cuando soplo las velas de mi cumpleaños, no pido nunca nada que no se pueda cumplir, y siempre lo hago por los míos.

Mi felicidad no radica en la posesión de una casa comprada, o de un matrimonio, o de poseer más o menos dinero. Solo se percibe en determinados momentos de unión, así es, esa es la felicidad, unión con quien quieres, con tus seres, eso es lo único que nos la transmite, el resto no es felicidad, no es armonía, sino pequeños orgasmos de placer, que duran lo que dura una eyaculación precoz dentro un cuerpo moreno y sexy de 20 años.

Si esa unión desaparece, si las uniones que conseguimos se disipan, nuestra felicidad cae derrumbada en segundos y caemos en un abismo de apatía, silencio y autodestrucción.
Cuando hablo de unión no me refiero solamente a la de pareja, sino a la de una madre con su hijo, a la de una persona con su perro o su gato, a la de dos amigos, a la de una unión con un grupo, o a la unión con la vida. En el preciso instante en que esta seguridad adquirida se tambalea, nosotros entramos en un proceso "tectónico" donde se abre nuestro paso, y nos traga la tierra.

Yo me encuentro en ese momento, y no me aferro, solo me dejo caer.

00:30

Me acabo de enterar del diagnostico, Tucho como yo intuía, tiene un tumor en el duodeno, por eso no mejora. Hoy tuve que llevarlo a las 23 horas a el servicio de urgencias del veterinario, no se podía mover, no era capaz de tenerse en pie, sin fuerzas se tambaleaba hacia los lados, me puse muy nervioso. Tenía un pico muy alto de bilirrubina.

Mi niño se muere, es cuestión de horas, de días… estoy destrozado. No hay manera de salvarle la vida, y tengo que decidir eutanasiarlo, y no puedo. Es de nuevo enfrentarme a la misma experiencia, la más dura de mi vida.

No puedo matar al ser que más amo, solo pensarlo me hace tiritar de angustia, me planteo tantas cosas, y sé que debo evitarle un fuerte sufrimiento y darle una muerte digna.
Tucho hoy apoyaba su cabeza con debilidad en mi mano y se dormía con los ojos abiertos ronroneando.

Me estoy muriendo con él.No puedo hacerlo.

Que miserable esta jodida vida del que tiene que matar al que más le quiere, deseo la muerte, pero la mía.

• • •
 

No Comments

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Next Page »