Dedicado a Andreu (ULAP2) que supo captarme con simpatía y devolverme una sonrisa. A todos los que seguís en mí, aunque Dios os haya robado.A Dani por quererme.A Jordi (programador-web.com) por remodelar mi fachada. A Sergio por ser mi mejor amiga. A Papa y Mama por hacerme.

January 2, 2010

1 de Enero del 2010

De la categoria: Diario — admin @ 11:32 pm

Hola, de nuevo frente a frente, escribiendo sobre tus hojas y abrazando nuestro espacio de intimidad, ¿Como te ha ido pequeño diario?, cuanto tiempo que no escribo en ti o sobre ti, cuantos meses sin hablarte, desde aquel Diciembre del 2007 ¿recuerdas?
Las cosas han pasado de prisa aunque algunas han sido verdaderamente lentas, tengo ya 39 años, en verano cumpliré 40. Que barbaridad, el tiempo pasa y yo sigo con la misma cara de crío, con canas blancas en la barba, pero con cara de niño.
Desde la muerte de mi gato Tucho, que te conté en Diciembre del 2007 han sucedido muchas cosas y a partir de ahora te las iré contando de nuevo, cosas buenas y cosas malas, pero muchas de ellas inevitables. La inevitabilidad es una constancia en el segundero del ser humano, lo que tiene que pasar pasa y se desarrolla frente a vientos y mareas de voluntad por cambiar las cosas, el destino, amigo, está más que escrito.

Feliz año 2010! vuelve a nacer Diario, yo te escribo y te doy ese aliento de vida para que despiertes de este largo letargo, para que vuelvas a acompañarme día a día en el camino de esta rara vida que me ha tocado vivir.

El 2008 y el 2009 han sido años muy malos, mientras el país y el mundo se enfrenta a una gran crisis televisada yo he sobrevivido con buenas ideas a las inclemencias de la banca. Con unos honorarios de lujo como estaba acostumbrado a cobrar por leerle el futuro a todas aquellas personas de la alta sociedad fui tejiendo fama de buen adivino que me ayudo, bajando los precios hasta menos de un cuarto de lo que cobraba, a poder pagar las facturas a final del mes. Trabajé durante horas, con descanso de 4 horas para dormir, establecí un parámetro de conducta de hormiga trabajadora para simplemente poder subsistir.
La situación en mi cabeza fue muchas veces un cúmulo de ideas encontradas, muchas otras una odisea de ganas de comerme el mundo, de usar mi energía creativa y otras un abismo de tristeza por ver en lo que me estaba convirtiendo. En una maquina para ganar.
El esoterismo en estos dos últimos años ha envejecido, se ha columpiado en lo más absurdo e irreal y ha sido víctima de todo tipo de intrusismo de grandes empresas corporativas de personas con dinero o ganas de invertirlo. El cliente despistado, confuso, absorto en sus problemas navega en la red o en los anuncios breves de su periódico local y llama para ser estafado por quien lo único que mirará es un cronómetro de ganancias. Consultas con continente, pero sin contenido, barajas mal interpretadas con problemas personales de quienes las leen, significados inventados e improvisados que no son dos días iguales y falsos testimonios en tv de nuevos mesías sin coherencias disparando velas de colores del todo a cien.
Tuve una importante crisis de identidad, odie mi trabajo, odie en lo que se había convertido en el mundo y odie a las personas que ni comen, ni dejan comer.

Tanto que hasta pensé en destruir toda una carrera de 27 largos años de trabajo a mis espaldas. Pero no lo hice, siempre había algo que me decía. "No lo hagas, es darle a tu competencia lo que quiere”, “no lo hagas, debes ser maduro para saber interpretar la vida desde más de una perspectiva”, “no lo hagas si lo haces todos tus empleados se irán a la calle”… y no lo hice, al menos por ahora.

Mi familia gatuna ha disminuido con la perdida de mi preciosa hija Petra, a la que yo llamaba “Café”, otro zarpazo del destino y otra separación llena de llanto, murió en mis brazos y yo con ella un poco más de lo que ya estaba, un fallo respiratorio provocado por un cáncer se la llevó a vivir para siempre con Tucho, Mánchis, Gloto y Basi.
Pero más adelante en el 2009 entró en ella nuevos componentes, nuevos hijos adoptados pulgosos y abandonados quienes dieron con mis pies y zapatos de Alicia en el País de las Maravillas.
Mis nuevos hijos se llaman: Bebé, Macaca o Macarrón, Conchita y Pedrito. Cuatro mosqueteros gatunos cada cual con una historia que ya te iré contando.

Sigo con Dani, ya a punto de cumplir 10 años de relación, hemos tenido muchas crisis de pareja y lo hemos ido solucionando, ahora estamos viviendo un buen momento después de una gran "batalla" contra un montón de dogmas y complejos de soledad. En la vida de una pareja siempre aparecen dudas, miedos y personas que se meten en el medio pero que no dejan de ser una coma, y no valen nada si no es para estar entre dos palabras.

Cuanto tiempo diario, cuantos días que he pensado en ti y cuantas veces me he replanteado escribirte. Pero cuando uno tiene las dos manos ocupadas en proteger su vida de un golpe de boxeo no puede teclear susurros más que de noche, cuando ya los ojos se cierran sin dejar ninguna opción más que el silencio.

• • •
 

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Next Page »